Ensamble Vocal Contraluz
Menú del sitio
Categorías de la sección
CALENDARIO DE CONCIERTOS Y OTROS [9]
Esta destinada para la información de fecha, lugar, hora y detalles de conciertos y presentaciones de el Ensamble Vocal Contraluz.
FESTIVALES CORALES [4]
Los festivales regionales, nacionales e internacionales serán publicados, informando todo lo relacionado con los mismos, datos como lugares, fechas de inicio y fin de cada festival, inscripción y demás.
TALLERES - CURSOS [0]
Dará a conocer la realizacion de talleres, cursos o foros relacionados con la música en general y muy especialmente lo relacionado con la música coral tanto a nivel regional, nacional e internacional.
DE MÚSICA Y MÚSICOS [2]
Noticias, notas y comentarios de que pasa en el mundo de la música y sus músicos.
Formulario de entrada
Búsqueda
Inicio » 2009 » Diciembre » 8 » María en la Música de los grandes compositores
10:54 PM
María en la Música de los grandes compositores

María en la Música de los grandes compositores
Por Alfonso Medina

¿No es la música la más bella de las artes? Lo reconoce el Vaticano II, al hablar del "valor imponderable de la música" y de su "carácter sobresaliente entre las demás expresiones artísticas" (SC 112). María ha venido a ser, en el arte musical, un como cantus firmus en múltiples e inspiradas composiciones. "María es la mujer vestida del sol, es pues, la criatura más hermosa, el espejo sin mancha, el ideal supremo de perfección que, en todo tiempo, han tratado de reproducir en sus obras los artistas" (Pablo VI). Haré una exposición y recuento de composiciones que algunos genios de la música pusieron a los pies de la Virgen nacidas de su arte y de su indiscutible talento. No es posible recordar todas las composiciones dedicadas a María ni a todos los Músicos, esto exigiría muchas páginas y un conocimiento exhaustivo para mencionar todas las obras dedicadas a María.
 
1.- EDAD MEDIA. En primer lugar el Ave María en gregoriano con su lirismo y ternura melódica, ésta sería la primera composición a considerar, teniendo en cuenta la gran influencia que esta plegaria ha tenido en la misma estructura del estilo del Ave María de todas las épocas. Lugar de honor merece el rey Alfonso X el Sabio por sus 420 Cantigas de Santa María. Las cantigas de Santa María, compuestas allá por la Edad media, pueden dividirse en dos grupos. El primero lo componen aquellas en las que el tema está formado por alabanzas a la Virgen Santísima Virgen María, un verdadero compendio de historias y milagros relacionados con la Virgen. El segundo más reducido, son las cantigas de loor, poemas más serios, casi místicos, en los que se reflexiona sobre María como en una oración. En cuanto a la autoría de esas cantigas, el papel del Rey sería como guía, ordenador y seleccionador de los temas literarios y de sus formas musicales, valiéndose de los expertos y músicos de su capilla de música. Sus melodías, muchas de ellas bellísimas, nos transmiten la esencia de la canción popular española y europea, una síntesis maravillosa de las más puras tradiciones musicales del periodo comprendido entre los albores del Cristianismo y el siglo XIII, así como la austeridad del canto eclesiástico característico de edades pretéritas. El eminente musicólogo H. Anglés, refiriéndose a las Cantigas del Rey Sabio dice: Que si España no tuviera otras glorias musicales, bastaría ésta para que su nombre pudiera figurar al lado de las grandes naciones cultas de la Europa medieval. Si hasta el siglo IX, toda la música practicada en Europa es monódica, a partir de ese momento va a surgir un nuevo procedimiento revolucionario: la polifonía. Mientras que la monodia continuará practicándose aún durante siglos, y con excelentes resultados artísticos, la polifonía emprenderá un desarrollo acelerado en que los hallazgos se van sucediendo unos a otros perfeccionándose cada generación de músicos hasta llegar al siglo XVI en que culmina de forma espectacular con un importantísimo número de compositores.
 
2.- LA POLIFONÍA. PRIMER RENACIMIENTO Varios nombres de este periodo del siglo XV: Guillermo Dufay(1400-1474) Este músico flamenco compuso cerca de 100 motetes como Beata Mater, Salve Regina y varios Magnificats. Juan de Ockghem nacido en Dender en el este de Flandes en 1430. Su producción es más bien escasa, compuso tres motetes: Alma Redemptoris mater; Ave Maria; y Salve regina. Su discípulo Josquin des Pres, de sus 90 motetes, 50 están dedicados a la Virgen y un Stabat Mater y 2 Magnificats. Jacobo Obrecht cuya producción es de gran importancia y cuyos Motetes a la Virgen, tienen el mismo suave encanto de los de Ockeghem.
 
3) RENACIMIENTO Giovanni Gabrielli. Éste, sucesor del holandés Adrián Villaert, cultivó el estilo de escritura para coros dobles, con una maestría y virtuosismo tal, que hoy permanecen insuperados. Su Motete a seis voces Beata est Virgo Maria constituye una hazaña sin paralelo, pues obtiene con estas voces un efecto deslumbrante y arrollador. Los grandes polifonistas del siglo XVI y de todos los tiempos: Giovanni Pierluigi Da Palestrina, gigante de la música sacra denominado «el príncipe de la música», es el gran maestro de la música llamada a cappella, es decir, para voces solas en estilo sagrado. A partir de Palestrina la música religiosa caminó por la senda que él trazó. Después de los ingeniosos procedimientos polifónicos de casi dos siglos de escuela flamenca, Palestrina venía a conciliar -como ha dicho justamente Karl Nef- «las finalidades de la palabra sagrada con las del arte musical, dando idéntica expresión a palabras y música». Entusiasta de la pureza y de la dignidad del estilo eclesiástico, Palestrina sostuvo que la música ejercía una notable influencia en el intelecto humano. Sacando provecho de este principio, intentó componer una música que estuviera siempre o casi siempre al servicio de la religión católica. Juzgaba principalmente adecuado a su alto fin el uso sólo de las voces humanas Entre sus numerosas obras dedicadas a la Virgen, destacamos su Missa Asumpta est a 6 voces, su Regina coeli a 8 voces y su Stabat Mater a ocho voces y sus 35 Magnificat. Orlando di Lassus (o di Lasso)nacido en Mens, Bélgica en 1523, a quien el Papa Gregorio XIII le concedió la Orden de la Espuela de Oro, escribió un número prodigioso de Motetes a la Virgen, hablar de Motetes sin conocer ni mencionar la obra de Lasso (con sus más de 600 piezas) sería como estudiar la música de órgano y no citar la obra de Bach. Cristóbal de Morales vive entre 1500 y 1533, y según los indicios documentales aparecidos hasta la fecha, nace en Sevilla y muere en tierras andaluzas después de toda una vida de viajes y traslados más o menos recompensados y mostrándose siempre atormentado por algún tipo de enfermedad. Si son escasos los datos relativos a su vida y a su formación, son en cambio muy numerosas las citas y elocuentes elogios que le dedican sus contemporáneos, así como la enorme difusión que tuvo su obra. La obra de Cristóbal de Morales significó en su tiempo una de las más altas cimas, valorado en plano de igualdad junto a Josquin Desprez y Palestrina por los más prestigiosos tratadistas de los siglos XVI al XVIII, quienes le calificaron de insuperable, único, sobresaliente, singular, etc. Fue el compositor español más europeo, alcanzando su música tan rápida difusión que en el espacio de veinte años se imprimen en toda Europa cerca de cuarenta ediciones, conteniendo obras suyas, bien en solitario o formando parte de colecciones antológicas al lado de los compositores más significativos. Esta difusión continuó a lo largo de los siglos XVII y XVIII por tierras americanas. Profunda admiración le profesó su más destacado discípulo Francisco Guerrero y el no menos relevante Juan Vásquez, quien no duda en calificarle como "capitán de aquellos que saben levantar el corazón a la contemplación de las cosas divinas. No olvidemos que fue Morales quien escribió: "Toda música que no sirve para honrar a Dios o para enaltecer los pensamientos de los hombres, falta por completo a su verdadero fin”. Su música principalmente es vocal y sacra, formando, junto con Guerrero y Tomas Luís de Victoria la triada de oro de la música renacentista española. No se discute la influencia de Morales sobre Palestrina. La obra musical reconocida y publicada es: 22 Misas y de tema mariano: Benedicta es coelorum Regina; Ave maris Stella; De beata Virtgine (2) y Ave Maria a 4 voces. De sus 81 Motetes: citamos Exalta est Sancta Dei Genitrix a 6 v.; Ave Regina coelorum a 5 v.; Virgo prudentissima a 6 v. Ave maria a 5 v.; Sub tuum praesidiuum 4v.; Sancta María sucurre míseris a 4 v; Virgi Maria a 5 v. Y Regina coeli a 4 v. 18 Magnificats, éstos constituyen lo más valioso de su producción y tuvieron gran éxito. Es unánime el elogio que estas obras han merecido a través del tiempo, por el intenso gregorianismo de que están impregnados.
Tomás Luis de Victoria, Compositor y organista, nace en Ávila en 1548 y muere en Madrid en 1611. Calificado como el compositor más profundo, su formación sacerdotal y musical está unida al espíritu y la estética nacida de Trento. Su música sobrepasa la frontera del Renacimiento polifónico para situarse junto a los nuevos aires dramáticos manieristas, en perfecta sintonía con la atmósfera de misticismo que irá impregnando la cultura española y que significa un telón de fondo para el florecimiento artístico-cultural que tuvo lugar en la España del siglo XVII.Su profunda convicción religiosa confiere a su obra una intensa calidad dramática similar al pensamiento de Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz.Se le considera uno de los compositores más relevantes de su tiempo y su influencia llega hasta el siglo XX, cuando fue tomado como modelo por los compositores del CecilianismoSu obra es toda ella religiosa y vocalEntre sus composiciones dedicadas a María deben destacarse 20 misas entre ellas: De Beata Maria Virgine y Ave maris stella (1576 ) 58 Motetes, entre ellos dedicados a la Virgen: Vidi speciosam ; Senex puerum portabat; Ne timeas, Maria; Gaude Maria Virgo; Ave Regina; Salve Regina; Ave María; Ne timeas Maria; Motetes a 4 y 8 voces. Francisco Guerrero es sin duda, el compositor más importante y significativo que ha tenido Sevilla. Nació y murió en esta ciudad (1528-1599) Si Cristóbal de Morales fue el compositor más conocido por Europa, Guerrero fue el más querido e interpretado en las Catedrales españolas e hispanoamericanas, recordemos que Sevilla fue la sede arzobispal de las nuevas diócesis que iban surgiendo Formó parte de la elite artística e intelectual Sevillana, y poetas como Lope de Vega, Vicente Espinel, Jerónimo González de Villanueva, Luis de Góngora, entre otros, no dudaron en elogiar tanto a su persona como a su obra. Su obra es serena y posee una gran expresión artística. Guerrero siempre fue conocido en España como ferviente cantor a la Virgen, el Murillo de la música. Su música posee un amplio espíritu universalista, y destaca por la variedad de emociones que fue capaz de poner en ella desde el recogimiento místico a la exaltación. Prefería las texturas homofónicas, con una voz dominante y las otras subordinadas a ella. Obras principales dedicas a Maria De sus 18 misas, De beata Virgine (2) y la Misa Sancta et inmaculata Motetes 106: bien a 4 voces, a 5. 6 , 8 0 12 voces . Mencionamos. Dulcissima Maria, Regina coeli, Ave maría; Sancta Maria Sucurre miseris; Beata Dei Genitrix; Ave Regina Coelorum; Alma Redemptoris; Ave maris stella Magnificats conteniendo los versos pares de los ocho tonos Sus canciones y Villanescas espirituales 61 en total a 3, 4 y 5 voces, algunas de las dedicadas a la Virgen, como Virgen Santa; Esclarecida madre; Santísima María; O Virgen cuando os miro;
 
4) EL BARROCO Y LA EDAD CLÁSICALa edad barroca es una de las más luminosas del arte musical, cantando la belleza de María: Claudio Monteverdi, maestro de la capilla de San Marcos, el músico que mejor representa el paso del Renacimiento al barroco, revolucionará la música sacra con su Sonata Sopra Sancta Maria, donde agrega al órgano, violas, violines y trombones. En sus Vísperas de la Virgen recurrirá a 10 instrumentos distintos de acompañamiento y es una de sus obras más conocidas.. Scarlatti, con sus siete Oratorios entre ellos El Dolor de la Virgen María y su Salve Regina; Carissimi, entre sus 15 Oratorios destaca su gran Oratorio mariano; Vivaldi, con su espléndido Magníficat, para coro y orquesta, y sus dos Salve Regina;Haendel, con sus grandilocuentes cantatas marianas; Pergolesi, con sus cinco Salve Regina; 3 Magnificats y su obra más conocida el Stabat mater obra llena de belleza y espiritualidad. J. S. Bach, con su soberbio Magníficat para solos, coro y orquesta obra que se compara con sus cuatro gigantescas Pasiones y su pequeño Magníficat para soprano y contralto, y con sus numerosas cantatas marianas, en las que son de admirar su espléndido sinfonismo y la dulzura de sus arias. Entre los españoles el valencianoJuan Bautista Comes, cuyos siete Magníficat, dos Letanías, y dos Salves a ocho voces llaman la atención por su expresividad, su nueva concepción contrapuntística, sus solos y sus coros y su acompañamiento continuo tan propio del Barroco.
Sebastián Duron figura muy significativa en el siglo XVIII por su gran influencia en la música de aquel siglo y por sus obras, que se difundieron por las principales catedrales de España y América, y entre las que merecen citarse aquí sus Letanías y Vísperas marianas. No podría omitirse la rica producción musical mariana de la Abadía de Monstserrat, cuya figura tal vez más destacada es el Padre José Antonio Martí, introductor del virtuosismo italiano, como lo muestra en su espléndido Magníficat para solo, coro y orquesta. Y, como formado en la citada Abadía, bien merece también aquí puesto de honor Francisco Valls, con sus Magníficat a ocho y diez voces, su Salve Regina a once voces y un Tota pulcra a cuatro voces, además de un Oratorio mariano.
 
5.- EL CLASICISMO
En la edad clásica, la obra más destacada de la época es tal vez el grandioso Magnificat deC. Ph. E. Bach. Francisco Durante, con su genial Magnificat en Si b M para solos, coro y orquesta. J, Haydn con su Misa in Honores Beatissimae Virginis; Stabat mater, 2 Salve Regina y 2 Ave Regina coelorum; W. A. Mozart, con su Regina coeli; Santa María mater Dei; su espléndido Magnificat en do mayor para cuatro voces, orquesta y órgano y su Ave maria. Bartolomé Cordans, con sus catorce Magnificat, 6) ROMANTICISMO Y EDAD MODERNA En el romanticismo encontramos bellas e inspiradas composiciones, así mencionamos a Beethoven, con su solemne O Sanctissima y sus conmovedores Ex María Virgine, de sus dos misas; Johannes Brahms escribió un Ave Maria para coro femenino, Schubert, con sus cuatro Salve Regina, su Magnificat, su Das Marienbild y su lied por Schoot adaptado como Ave María , la más conocida que el mundo entero ha hecho suya para honrar a la Virgen; Mendelssohn, con su bellísima, y poco conocida, Ave María, para tenor, coro a ocho voces y orquesta; Cherubini, con su impresionante Magnificat, su Ave María, sus dos Regina coeli y tres Letanías; Charles Gounod, con su conocida Ave maría, con una melodía tan pegadiza y que es literalmente el primer Preludio en Do M, del Clave bien temperado de J. Sebastián Bach. Rossini con su Stabat mater, obra más dramática que religiosa, Bellini con sus tres Salves. Verdi, el que se veía como incrédulo, le debemos cuatro Ave Maria, Laudi a la Virgen a cuatro voces femeninas sobre un texto de Dante, su Stabat Mater y para los amantes de la ópera su célebre Vergine degli angelí, de la Ópera "La fuerza del destino" y la escena del acto IV de Otello, de Giuseppe Verdi, donde Desdémona presagia la tragedia de la cual será víctima dentro de poco. Ella se arrodilla delante de la Virgen y canta la delicada Ave Maria, uno de los fragmentos más delicados de este acto. Franz Lizt ofreció una composición valiosa con su Himno a la Virgen para órgano, coro mixto y arpa. Anton Bruckner, llamado "el Músico de Dios” con su Ave María y Magnificat; El francés, Jules Massenet, nacido en 1842, que compuso más de 20 óperas, dedicó una muy inspirada a la Virgen Santísima titulada El juglar de Nuestra Señora y además escribió seis Dramas Sacros, entre los que se destaca desde el punto de vista religioso, como superior a los demás, el titulado La Virgen, con un Preludio inicial de la Anunciación, el sueño de María, el coro angelical, el mensaje entregado por el Arcángel San Gabriel, todo esto con una atmósfera eminentemente religiosa. Lorenzo Perosi, tiene gran cantidad de música mariana, en la que destacan su cantata-oratorio Dies iste, para la Inmaculada, y su preciosa Maria, mater gratiae, del Oratorio Transitus Mariae. . También Stravinsky compuso su Ave María que es un verdadero remanso dentro de su estilo. Busoni, con las tres Ave Maria con que abre la impresión de sus obras. Dvorak, con su Ave Maria, y su O Sanctissima junto a su magnifico Stabar mater. Fauré, con sus tres Ave María, Salve Regina y Maria mater gratiae.Cesar Frank con su Ave María, para soprano, tenor, bajo y órgano y otra Ave Maria, para soprano, bajo y órgano. El cánticoTendre Marie y la Antífona Sub tuum praesidium, para dos voces y O gloriosa, para tres voces; Berio con su obra L'annunciazione, para soprano y orquesta de cámara; su Magnificat, para 2 sopranos, coro y orquesta, Szymanowski con su Stabart mater y Letanías a la Virgen; Zelenka con sus magnificat; Antífonas marianas y letanias lauretanas,
 
7) COMPOSITORES
MODERNOS ESPAÑOLES
La música popular mariana en general y en España en particular daría para una larga lista entre los siglos XIX y XX. Los archivos de nuestras catedrales cuentan con innumerables composiciones dedicadas a la Virgen, imposibles de mencionar todas. Y muchos de ellos habría que rescatar del olvido a muchos. En el siglo XX han dedicado espléndidas composiciones a María entre otros Joaquin Rodrigo con un Ave maría que se ha hecho muy popular, V. Goicoechea, con su Misa de la Concepción,Halffter, Beovide y Echebeste, L. Urteagamuchas de sus obras están recogidas en la revista Tesoro Sacro Musical y 40 son composiciones marianas. Mención destacada merecen también J. I. Prieto y los hermanosLuis, Juan yRuperto Iruarrízaga, el primero con sus ciento cinco canciones a María, una inspiradísima misa a ella dedicada y su gran Poema a la Asunción, el segundo con quince títulos a la Virgen, y el tercero con más de veinte llenas de delicadeza y emoción. Otros compositores dignos de mención serían Nemesio Otaño fundador de la famosa Schola Cantorum de Comillas, N. Almandoz , Eduardo Torres, Julio Valdés, F. Gorriti,J. B. Lambert, Alfonso de Ugarte, V. Ruiz Aznar, y así una larga lista de grandes músicos cuyas obras han sido hasta hace poco tiempo interpretadas por las Scholas de los Seminarios españoles. En la etapa postconciliar, son conocidos algunos músicos que han dedicado a María sus composiciones pero son más bien de carácter devocional y popular. Actualmente hemos de reconocer que los grandes músicos han dejado de interesarse por la música religiosa en general y apenas si se pueden encontrar obras de carácter mariano que alcance el rango musical de tiempos no muy lejanos. Se ve que el secularismo también ha llegado al campo de la música. Ojalá que la belleza sonora de estas obras de valor eterno dirigidas a la Virgen María despierten en nosotros la nostalgia de Dios en su infinita belleza.
Categoría: DE MÚSICA Y MÚSICOS | Visiones: 1333 | Ha añadido: evcontraluz | Ranking: 5.0/1
Reproductor
Calendario
«  Diciembre 2009  »
LuMaMiJuViSaDo
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
Archivo de registros
Copyright MyCorp © 2024Crear un sitio web gratis con uCoz